ACTIVIDADES FORMATIVAS DEL GRUMETE

+ MODELOS DE FORMACIÓN

PROYECCIÓN

PERFILES DE EGRESO

La formación naval, en cualquiera de sus niveles y especializaciones, se reconoce como un sistema integral y complejo, cuyos propósitos abordan todas las dimensiones del profesional naval que le permitan cumplir adecuadamente con las tareas militares derivadas de la Defensa Nacional. De esta manera, la formación naval se nutre de los aportes la ciencia, la tecnología, las humanidades, la cultura, el desarrollo valórico y moral y, fundamentalmente, de las experiencias de la práctica de la profesión.
De la ciencia, rescata la rigurosidad para definir y enfrentar problemas, de manera metódica y sistemática, base fundamental para el actuar del marino, tanto en situaciones normales, como en ambientes de crisis e incertidumbre que demandan resoluciones acertadas en condiciones de apremio.
De la tecnología, evidencia las necesidades de operación eficiente de sofisticados sistemas integrados de armas.
De las humanidades y de la cultura, rescata los requerimientos para el desarrollo del liderazgo efectivo que permita una conducción del personal empática en la resolución y ejecución de operaciones navales.
Del desarrollo valórico y moral, se debe tener presente que al conceptualizar la profesión militar, se define como una profesión de vocación de servicio destinada a la Defensa de la Nación, reconociendo en esto que es la fuerza moral uno de los factores más gravitantes en el campo de batalla y el elemento clave para responder satisfactoriamente a las exigencias físicas y psicológicas extremas.
De acuerdo a lo anterior, el Proyecto Educativo Institucional contempla para el desarrollo de la formación naval, la ejecución de actividades sistemáticas, en cualquiera de sus etapas, asociadas a los modelos de: Formación Militar Naval, Profesional, Académico, Físico Deportivo, Valórico y Cultural.
La conceptualización de estos “modelos” representa el reconocimiento de que la formación asociada tiene actividades, formas, etapas, dimensiones y procesos de evaluación propios. La definición de los modelos es la siguiente:

  1. Modelo de Formación Militar Naval: Representa la enseñanza formal y sistemática del ser militar, comprendiendo todas las actividades y acciones propias de este ámbito, que se realizan en los diferentes niveles de formación para lograr un marino apto para el combate y capaz de representar a la Institución en las diferentes actividades militares.
  2. Modelo de Formación Académica: Conlleva la formación académica que sustenta la profesión naval. Está representado por las asignaturas científico-humanísticas reflejadas en una malla académica.
  3. Modelo de Formación Profesional: Abarca la formación tendiente a que alumno conozca, experimente y ejecute todas las actividades de la profesión, lográndose un acercamiento a ella. Está conformado por las Ciencias Navales y las Ciencias Técnicas aplicadas a la Profesión Naval. Además, comprende asignaturas profesionales, embarcos, actividades prácticas a bordo, etc.
  4. Modelo de Formación Valórica: El modelo de formación valórica es de desarrollo transversal y corresponde al conjunto de actividades educacionales sistemáticas, tanto teóricas como prácticas, cuyo propósito es desarrollar, fomentar, controlar y evaluar en el personal que se está formando, la adecuada adquisición de valores, doctrina y conductas propias de la profesión naval, que le permitirán realizar en forma permanente las tareas y funciones que la Armada les solicite con responsabilidad y una actitud ética y moral ejemplar.
  5. Modelo de Formación Física – Deportivo: Contempla las actividades de desarrollo físico que se realizan para fomentar en el personal naval la conciencia y el respeto por la salud física en el desempeño de su profesión, tendiente a poseer en todo momento un estándar físico y de salud acorde con las exigencias de la vida en el mar. Está representado por las asignaturas de educación física, los deportes y los respectivos tests y fichas de capacidad física.
  6. Modelo de Formación Cultural: Este modelo refleja las actividades de índole cultural, tendientes a acercar y formar al personal en las expresiones culturales propias de la institución, así como también introducirlo a las diferentes áreas de la cultura y las artes, con el propósito que ellos puedan optar por cultivar individualmente algún área de su elección. Está representado por las Academias y Círculos Culturales, las visitas, las exposiciones de temas culturales, participación en seminarios y actividades propias de la cultura nacional, entre otras.
 
facebook
instagram
youtube
flickr