SUBOFICIALES MAYORES DE LA GUARNICIÓN NAVAL TALCAHUANO QUE SE ACOGIERON A RETIRO  FUERON DESPEDIDOS POR LA INSTITUCIÓN.

 

En la Escuela de Grumetes se efectuó una Ceremonia Militar para despedir con orgullo y nostalgia a un grupo distinguido de nueve Suboficiales Mayores que se acogen a retiro de la Institución.

La ceremonia de despedida fue presidida por el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, Comodoro Carlos Huber Vío, quien fue acompañado por el Director del Plantel, Capitán de Navío Fernando Borcoski, Comandantes de Unidades, Reparticiones, Suboficiales Mayores de la Jurisdicción y familiares.

El Comandante Borcoski durante su discurso para despedir, en nombre de la Institución, al personal que alcanzó el máximo grado jerárquico en el escalafón de Gente de Mar, señaló “Distinguidos Suboficiales Mayores, pueden desembarcarse tranquilos y orgullosos, pues el buque ha recalado a puerto en forma segura y habiendo cumplido la misión. Hoy pueden salir franco con la absoluta satisfacción del deber cumplido. Nosotros, quienes continuamos a bordo junto a las nuevas generaciones venideras, seguiremos cuidando esta noble Institución de la misma manera que ustedes lo han hecho durante vuestro abnegado y profesional navegar en las filas de la Armada de Chile”.

Posteriormente, el Comodoro Huber, hizo entrega de un galvano recordatorio a los nueve Suboficiales Mayores que dejan la Institución; mientras que la señora Jeannette Zilleruelo de Borcoski entregó un ramo de flores a las respectivas cónyuges.

En la oportunidad, el Suboficial Mayor Leonel Collao, Condestable Mayor de la Escuela de Grumetes señaló “me siento muy feliz y orgulloso de haber llegado a esta instancia en mi vida profesional, luego de 34 años me despido en el mismo lugar al cual ingresé. He cerrado un ciclo en mi carrera donde cada día entregué lo mejor de mí para engrandecer a esta Institución que llevaré siempre en mi corazón”.

A su vez, el Suboficial Mayor Francisco Vidal, Condestable Mayor de la Dirección de Recuperación de Unidades en Talcahuano, expresó “Estoy orgulloso de todo lo que he logrado a lo largo de estos 33 años en la Armada, siento que he contribuido de forma positiva en todas las Unidades y Reparticiones donde he estado sirviendo a mi país. Si volviera a nacer, no dudaría en nuevamente ser marino”.

La ceremonia concluyó con un desfile de honor ante las autoridades y familiares, al mando del Capitán de Fragata Andrés Silva, para finalizar la jornada con un cóctel en el Patio Memorial de la Escuela.

 
facebook
instagram
youtube
flickr